En una llamada en conferencia con analistas, Mike McGavick, CEO de XL, dijo que, a pesar de contar con todas las aprobaciones necesarias de los entes de reglamentación para la adquisición por US$ 4.300 millones, que involucra dinero en efectivo y acciones, de Catlin Group Ltd., con sede en Hamilton, Bermuda, restricciones legales evitaron que brindara detalles acerca del acuerdo y cómo sería la compañía fusionada, que se llamará XL Catlin.
El señor McGavick tuvo más libertad a la hora de conversar sobre los datos del trimestre, que indican que la compañía registró un índice combinado de sus operaciones de seguros comerciales apenas mejor, de 88,9% para el trimestre, en comparación con el 89,7% para el mismo trimestre el año anterior. Sin embargo, las primas netas suscriptas cayeron un 7,2 %, hasta alcanzar US$ 1.850 millones, y los resultados netos disminuyeron un 85,8% en comparación con el primer trimestre de 2014, hasta alcanzar US$ 36,2 millones. La compañía hizo referencia a un acuerdo de retrocesión de seguros de vida por única vez como el motivo de la disminución de los resultados netos.
No obstante ello, el señor McGavick indicó que la compañía celebró el acuerdo con Catlin teniendo pleno conocimiento de las posibles dificultades.