Willis Group Holdings P.L.C. y Towers Watson & Co. apuestan a que una fusión entre dos compañías similares dará como resultado una entidad de consultoría y brokerage que será superior a la suma de sus partes. Los analistas creen que la combinación del sistema de distribución de Willis con las iniciativas de Towers Watson, incluido su mercado privado de seguros de salud, beneficiará a ambas partes y generará importantes oportunidades de crecimiento para ambos. En virtud de la transacción propuesta por US$ 18.000 millones, los accionistas de Willis, compañía de brokerage con sede en Londres, serán propietarios de aproximadamente el 50,1% de la compañía fusionada, que se llamará Willis Towers Watson; mientras que los accionistas de Towers Watson, la consultora de gestión de riesgos y recursos humanos con sede en Nueva York, serán propietarios de alrededor del 49,9%. Según indicaron las compañías en una declaración, la compañía fusionada contará con aproximadamente 39.000 empleados en 120 países e ingresos pro forma en 2014 por alrededor de US$ 8.200 millones. Se espera que la fusión tenga como resultado un ahorro de costos de entre US$ 100 millones y US$ 125 millones, aproximadamente, dentro de los tres años del cierre del acuerdo, que Willis y Towers Watson afirman que está previsto para el 31 de diciembre. James McCann, presidente no ejecutivo de Willis, será el presidente del directorio de la compañía fusionada; John Haley, quien actualmente es presidente del directorio y CEO de Towers Watson, será el CEO de la compañía fusionada; mientras que Dominic Casserley, CEO de Willis, será presidente y subdirector ejecutivo. La fusión ayudará a los negocios de Towers Watson a crecer de «muchas maneras”. John Haley manifestó lo siguiente: “Estamos muy emocionados por la distribución de Willis, lo que nos permitirá mejorar las capacidades de nuestro mercado privado de seguros de salud para el mercado medio”. Asimismo, indicó que Towers Watson espera tener un crecimiento significativo en este segmento durante los próximos cinco a siete años, y cree que la fusión podría permitir que Towers Watson lograra su meta de obtener una participación de mercado del 25% en ese negocio. El señor Casserley afirmó que Willis y Towers Watson ya tenían una relación en torno al mercado de seguros de salud de Towers Watson, la plataforma OneExchange, y que las conversaciones “se incrementaron gracias a esa relación”. John Haley agregó: “Nos complace esta fusión dado que restablece sinergias con una compañía que es muy sólida en el negocio (de brokerage) de reaseguros”. Towers Watson se desprendió de su negocio de brokerage de reaseguros vendiéndolo a Jardine Lloyd Thompson Group P.L.C. en el año 2013 porque, entre otras razones, sentía que no podía competir con sus rivales con operaciones de brokerage de reaseguros de mayor importancia. La fusión también “implica importantes oportunidades de ventas cruzadas” al brindar a Willis acceso a los grandes clientes corporativos de Towers Watson en los EE.UU. y ofrecerle acceso a los clientes de mediano tamaño de Willis en todo el mundo. Cliff Gallant, analista de Nomura Securities International, Inc., indicó en una nota de investigación que “a primera vista, la entidad fusionada parece ofrecer servicios impresionantes a sus clientes corporativos, lo que esperamos genere tasas de retención de clientes más sólidas y posiblemente tasas de crecimiento más altas». Sin embargo, no todos los analistas se mostraron tan impresionados. Eamonn Flanagan, responsable de la oficina de Shore Capital Ltd. en Liverpool, Inglaterra, dijo lo siguiente: “Consideramos que éste es un movimiento defensivo de ambas compañías”. “Para nosotros, Willis parece estar luchando por cumplir con sus propios planes de ahorro de costos sin dañar su propia franquicia, y está perdiendo personal clave. Towers Watson parece estar mejor posicionada… basándonos en sus mercados de seguros de salud, donde esperamos ver los ingresos reales”. Sin embargo, los inversores se mostraron menos entusiastas. El valor de las acciones de Towers Watson cayó casi un 9% el 30 de junio, pero de alguna manera se recuperó al día siguiente. De igual forma, la fusión propuesta recibió una respuesta en general positiva de parte de los analistas.