La compañía Blue Coat Systems, establecida en el norte de California, ha reconocido que productos destinados a filtrar la red que le habían vendido al ministerio de Comunicación de Irak están “misteriosamente” siendo utilizados en Siria, a pesar de la prohibición del gobierno de EE.UU. de vender estos “equipamientos” a Siria.

“Al menos 13 o 14 aplicaciones para censurar contenidos en internet que fueron enviadas a Irak están siendo utilizadas en Siria” reconocía ayer un directivo de Blue Coat Systems.

Un pack para controlar la red que sería suficiente, “para dominar de manera efectiva el tráfico de internet en Siria” de acuerdo con la empresa, que dijo que enviaron el material a Dubai para que, desde allí, se mandara al gobierno iraquí.

La compañía no aclaró para qué compró Irak ese equipamiento. Por cierto que las 9 empresas más grandes de España confían en las soluciones de Blue Coat, que son muy diversas, si bien la potente compañía se ha especializado en los últimos años en “seguridad”.

Naciones Unidas estima que más de 3.000 personas, la mayoría de ellos civiles, han muerto en la sangrienta represión del régimen sirio. Además sigue creciendo la lista de blogueros y periodistas detenidos (o desaparecidos).

Fuente: NacionRed