Basta leer los diarios para dimensionar los enormes peligros que acechan a los países, tanto “externos” como el terrorismo, los extremismos religiosos o los regímenes dictatoriales; como también “internos” como el populismo, el mesianismo y cualquier otro intento de imponer el poder. La escala van desde el ultraliberalismo hasta la xenofobia del nacionalismo excluyente.

Así pues, el enemigo ha cambiado las reglas de la guerra y está en todas partes. Se combate en un territorio sin fronteras, cuyo único límite es la imaginación. Y en medio de ello las empresas buscan continuar trabajando y generando ingresos. ¿En esas circunstancias puede el seguro ayudar? La respuesta son los seguros de Riesgo Político. La repercusión que medidas gubernamentales o revueltas sociales pueden tener en las operaciones, activos y resultados de una firma, es más evidente que nunca. Los sucesos de Argentina, Venezuela, Bolivia o Ecuador, la “primavera árabe” y ahora Franciason ejemplos de inseguridad jurídica,dificultades económicas o actos terroristas influyendonegativamente. Ya sean importadores, exportadores, inversores, servicios públicos privatizados, así como entidades involucradas en comercio internacional han encontrado en los Seguros de Riesgo Político las soluciones para cada uno de los avatares que puedan derivarse de estos eventos. Segeneran efectos directos o indirectos. En el cuadro mas abajo mostramos algunos ejemplos. Todos ellos sus eventos que ocurren por la acción inesperada de uno o más grupo de influencia.

Cuadro de Riesgos

Cuadro de Riesgos

Estos eventos inesperados afectan el flujo de fondos de la Empresa, su estado de resultados, su reputación, la moral de sus empleados, su competitividad y su supervivencia.  Recordemos que el concepto de riesgo lleva implícito el concepto de incertidumbre. Este principio es indispensable para que pueda existir un seguro. Diferentes países en diferentes regiones tendrán distintos determinantes de riesgo. Por ejemplo, es posible que el factor religioso, preponderante en el mundo árabe, sea irrelevante en el mundo occidental, donde la brecha entre ricos y pobres juega un papel más importante.  Es fundamental ser capaces de comprender los factores generadores de riesgos políticos. Se provisiona lo que sabemos puede suceder con certeza, se asegura lo imprevisible e inesperado. La batería de Seguros de Riesgo Político es amplia. Por ejemplo, los riesgos relacionados con bienes o servicios para entidades gubernamentales en un país donde sus malas finanzas pueden llevarlo a la cesación de pagos o a restringir las remesas al exterior, podría ser cubierto por una póliza de “ContractFrustration”. Los riesgos asociados a situaciones de conflictividad social o cambios sociopolíticos que afectan subsidiarias, afiliadas o jointventures van normalmente cubiertas en una póliza ampliada de “Terrorismo Hiscox-T3”. No existe un formato estándar de texto de póliza. En RISKGroup trabajamos para entender la dinámica de los clientes y ayudarlos a construir un seguro que abarque los eventos a los cuales podría estar expuesta. La claridad de la póliza dependeráde los términos negociados. Se necesita experiencia y conocimiento como requisito para lograr tanto el buen armado de la póliza como la presentación de un posible siniestro. El asesoramiento es esencial. La preparación de un reclamo de Riesgo Político es diferente del proceso que se sigue en cualquier otro seguro, ya que no hay formularios de siniestros. Gestionarlo constituye un proceso interactivo para lograr el conocimiento de lo sucedido basado en los hechos y en las situaciones específicas, así como su impacto en el proyecto asegurado. Tomemos por caso una expropiación. La clave pasa por comprender dos grandes conceptos: las motivacionespor las que un gobierno expropia y el “timing”de la expropiación. Una vez reconocido que enfrentamos ese riesgo, es importante pensar en las alternativas de mitigación que disponemos. Los inversores que apoyaron el proyecto asumirán parte de la pérdida sino lo previeron. Brokers y Aseguradoras podemos dar nuestra opinión para que los contratos sean “back-to-back”con los seguros que se compren. Es necesario incluir sistemáticamente el Riesgo Político en los modelos de planeamiento. Al menos tomando en cuenta el “riesgo país”. En RISKGroup insistimos que las consecuencias de no comprender adecuadamente los riesgos políticos son potencialmente devastadoras. También es cierto que en los países de alto riesgo político, muchas empresas han logrado buenos rendimientos. Por ello es importante de gestionarlos riesgos de forma holística. Eso solo se logra con una buena cobertura y un mejor asesoramiento.

Fuente: Revista Prensa Energética. Diciembre de 2015

http://www.prensa-energetica.com.ar/nota-de-tapa-3.html