De acuerdo con un informe publicado por Aon Benfield Securities, el mercado de bonos para riesgos catastróficos debería mantenerse robusto en 2015, luego de un sólido cuarto trimestre en 2014.

La emisión de bonos para riesgos catastróficos del cuarto trimestre por US$ 2.100 millones incluyó la Serie Kilimanjaro Re Ltd. 2014-2, que proporcionó a Everest Re US$ 500 millones de cobertura contra terremotos en Canadá y los Estados Unidos, y constituye la mayor operación de la historia en un plazo de cinco años, según el informe.

«La demanda por parte de los inversores de nuevas emisiones en el mercado de bonos de catástrofes se mantuvo fuerte a medida que el año llegaba a su fin», agregó el informe.

También durante el cuarto trimestre la Autoridad de Terremotos de California regresó al mercado de bonos para riesgos catastróficos con su mayor operación hasta el momento, Ursa Re Ltd., lo que brindó a California US$ 400 millones de cobertura para indemnizaciones por terremotos sobre una base total anual.