Los viajes de negocios internacionales conllevan muchos riesgos, pero ninguno tan sutil como la posibilidad de ofender a sus anfitriones.

Sin embargo, gracias al sitio web de viajes comerciales ctbusinesstravel.co.uk, los viajantes pueden evitar posibles errores respecto de la amabilidad y traspiés comerciales.

Según advierte el sitio web, en varios países el simple acto de aceptar una tarjeta comercial conlleva riesgos. En Hong Kong, Japón, Corea del Sur, Singapur y Taiwán es necesario tomar la tarjeta con las dos manos, mientras que en India e Israel el requisito de usar las dos manos incluye manipular la tarjeta ofrecida “con respeto”.

La comunicación con frecuencia es un arte sutil, pero en Alemania se recuerda a quienes viajan por negocios que sean directos “al punto de ser bruscos”.

En Francia, se recomienda que la persona se disculpe de inmediato por no hablar francés (pero la disculpa debe ser en francés); mientras que en Rusia sonreír demasiado puede ser percibido como una muestra de falta de sinceridad.

Las normas respecto de los brindis y los modales en la mesa también abundan, pero una cosa es segura en Corea del Sur: “Es necesario estar preparado para cantar un solo de karaoke después de la cena”, según indica el sitio web.