Rolls Royce P.L.C. suscribió un contrato de swap de longevidad por un valor de £ 3.000 millones (US$ 4.630 millones) con Deutsche Bank A.G. para reducir el riesgo sobre algunas de sus obligaciones de su plan de pensiones de beneficios definidos.

En virtud del contrato, uno de los mayores en su tipo, Deutsche Bank cubrirá las exposiciones al riesgo de longevidad del plan mediante el traslado del riesgo a un sindicato de reaseguradores, declaró el banco.

La operación cubre alrededor de 37.000 titulares de pensiones y reduce el riesgo sobre aproximadamente £ 3.000 millones de los casi £ 7.000 millones por obligaciones en materia de pensiones en el Reino Unido de Rolls Royce.

El trato permite predecir con mayor certeza las futuras obligaciones, afirmó Rolls Royce.

Rolls Royce agregó que el costo de la transacción, que no fue revelado, será asumido por el plan de pensión, aunque no tendrá efecto significativo alguno sobre sus acuerdos de financiación.

Fitch Ratings Ltd. de Londres declaró que el swap de longevidad fue un paso importante en la gestión de uno de los riesgos clave con los que se enfrentaban los planes de pensiones ocupacionales.

En una declaración, Fitch afirmó que el trato, que no se prevé que afecte la calificación de A- de Rolls Royce, es «uno de las pocas transacciones efectuadas hasta ahora en un mercado que se espera que crezca”.

El riesgo de longevidad representa riesgos de largo y corto plazo sobre los planes de pensión, declaró Fitch.

La agencia calificadora anunció que si bien los contratos de swap de longevidad pueden invalidar incrementos en los déficits de los planes, los mecanismos no son baratos.