Según un informe, la reciente serie de pérdidas por catástrofes golpeó al mercado del reaseguro.

Según un informe, la reciente serie de pérdidas por catástrofes que golpeó al mercado del reaseguro y los cambios en el modelado de catástrofes suman el equivalente de tres eventos de la magnitud del huracán Katrina para algunos reaseguradores patrimoniales.

Las pérdidas y los cambios en el modelo ya han llevado a una menor capacidad en algunos segmentos del mercado, aunque su efecto definitivo en los precios probablemente dependerá del alcance de las pérdidas provenientes de la actual temporada de huracanes y de otros factores.

El informe “The Mid-Year 2011 Reinsurance Market: On Uncertain Ground” (Mercado del reaseguro a mediados de 2011: sobre terreno incierto”) observó que en 2009, Holborn y otros informaron que la industria del reaseguro contaba con un excedente de capital de US$ 60.000 millones, equivalente a tres veces la pérdida neta por reaseguros de US$ 20.000 generada por Katrina, la última gran catástrofe en producir un cambio en los precios.

Sin embargo el terremoto y tsunami en Japón de marzo les significó a los reaseguradores el equivalente a una pérdida de la magnitud del huracán Katrina, sumado a que éstos últimos fueron golpeados por “una combinación adversa de otras pérdidas de igual magnitud”, como el terremoto de Nueza Zelanda.
Respecto de las exposiciones a daños patrimoniales en las áreas costeras de los Estados Unidos, el informe también citó los recientes cambios en el modelado de catástrofes como la razón por la que los reaseguradores hayan asignado más capital a algunas exposiciones. El informe agregó además que este año los Estados Unidos ha sufrido importantes pérdidas por tornados.

El entorno de precios hacia fines de año dependerá de lo que suceda en la próxima temporada de huracanes y de otros factores. Ello significa que es probable que el mercado muestre diferencias entre las líneas de negocio y las regiones.