La caída en los precios del petróleo está aumentando los riesgos políticos en algunos países con mercados emergentes, según el mapa de riesgo político correspondiente al año 2015.

Conforme lo manifestó Matthew Shires, jefe del área de riesgos políticos de Aon en Londres, el mayor riesgo político al que se enfrentan los que invierten en mercados emergentes es una inestabilidad cada vez mayor en las frágiles economías productoras de petróleo, como por ejemplo Irán, Iraq, Libia, Rusia y Venezuela.

Respecto del mapa de 2015, Aon informó que hubo 19 países que presentaron un cambio en su clasificación de riesgos políticos, de los cuales 12 sufrieron un aumento en el nivel de riesgos políticos, según Rachel Ziemba, directora senior de mercados emergentes de Roubini Global Economics L.L.C., que reside en Londres y trabajó con Aon para la elaboración del mapa.

Se bajó la clasificación de esos 12 países, reflejando así un deterioro en el riesgo político para inversores, según expresó. Dichos países son Angola, República Centroafricana, Burkina Faso, Ghana, Guinea Conakry, Haití, Libia, Mozambique, Omán, Pakistán, Sierra Leone y Uganda.

Además, Ziemba explicó que hubo siete países que recibieron una mejor calificación debido a una mejora en su perfil de riesgo político: República Dominicana, Ecuador, Georgia, Lao PDR, Panamá, Swazilandia y Zimbabue.

Además, Ziemba agregó que hubo siete países que recibieron una mejor calificación debido a una mejora en su perfil de riesgo político: República Dominicana, Ecuador, Georgia, Lao PDR, Panamá, Swazilandia y Zimbabue.