Un modelo de riesgos lanzado por la consultora Oxford Analytica permite a las compañías evaluar y comparar las implicancias financieras de la exposición a seis peligros diferentes de riesgo político a través de 11 tipos de industrias en 100 países, se indicó en una declaración conjunta.

El valor en el modelo de riesgo político es conocido como VAPOR (por sus siglas en inglés), afirmó la declaración realizada por Willis y Oxford Analytica, con sede en Oxford, Inglaterra.

Por ejemplo, VAPOR determina que Corea del Norte es el destino de inversiones que actualmente conlleva el mayor riesgo político, con una expectativa de que los inversores pierdan alrededor de US$ 40 por cada US$ 100 invertidos en un período de 10 años, en comparación con la pérdida de US$ 1 por cada US$ 100 invertidos a lo largo de 10 años en los Estados Unidos o el Reino Unido, según la declaración.