Según un nuevo webinar de Business Insurance, más compañías están confiando en la computación en la nube para almacenar sus activos de propiedad intelectual, y esta tendencia creciente genera un problema importante para los gerentes de riesgo, a quienes les preocupa entregar información a un tercero e incrementar los riesgos respecto de la seguridad en Internet.

Los gerentes de riesgo no pueden olvidar que las nubes son compañías con base en Internet y que siempre hay amenazas presentes en Internet, afirmaron los panelistas durante el webinar “Cloud Computing: How Risk Managers Can Clear Away the Clouds to Better Understand and Manage Their Exposures” (Computación en la nube: de qué manera los gerentes de riesgo pueden despejar las nubes para entender y administrar mejor sus exposiciones), que se llevó a cabo el 19 de junio.

John Mullen Sr., quien lidera la división de privacidad y seguridad de datos en el estudio jurídico Nelson Levine de Luca & Hamilton L.L.C., en Blue Bell, Pensilvania, afirmó lo siguiente durante el seminario: “Tanto las entidades de gran tamaño como aquellas pequeñas están viendo cada vez más fallas respecto de la seguridad, y la tendencia está aumentando, lo que es muy claro para cualquier persona que esté en el negocio”.

Mark Greisiger, presidente de NetDiligence, una unidad de Network Standard Corp. con sede en Filadelfia, afirmó que muchas organizaciones recopilan, almacenan y guardan grandes cantidades de datos privados en las nubes, los que son vulnerables y corren el riesgo de ser objeto de piratería.

Según el señor Greisiger, la compañía que almacena su información en una nube de un tercero será considerada responsable ante una violación de datos.

Es necesario tomar medidas proactivas y entender todos los riesgos para tener el control de la situación, según afirmaron los panelistas. La encriptación de los datos resguarda la información en caso de una violación de seguridad masiva.
También es importante mejorar los contratos con los proveedores respecto de cuestiones relacionadas con la cooperación y la responsabilidad antes de firmar tales contratos.