El volumen de primas de los seguros del sector de energía renovable, incluidos los seguros convencionales, derivados y productos estructurados, podría llegar a triplicarse o más, de los US$ 850 millones actuales a entre US$ 1.500 millones y US$ 2.800 millones para el año 2020, según un informe patrocinado por Swiss Re.

Este informe, realizado en nombre de Swiss Re por Bloomberg New Energy Finance, una unidad de Bloomberg L.L.P. con sede en Nueva York, analizó seis de los mercados líderes del mundo en relación con los seguros de energía solar y energía eólica, incluidos Australia, China, Francia, Alemania, el Reino Unido y los Estados Unidos de Norteamérica.

Según afirma Swiss Re en el informe, entre los factores que impulsan el crecimiento de los seguros de energía renovable se encuentra el hecho de que “el mero crecimiento de las necesidades de inversión en proyectos de energía renovable necesita nuevas fuentes de capital, incluidos inversores institucionales como por ejemplo fondos de jubilaciones y compañías de seguros”.

El informe asimismo indica que, para atraer más capital, “se vuelve entonces importante acercar el perfil de riesgos/beneficios de las inversiones en energía renovable a aquél de las inversiones del tipo de inversiones en bonos. Esto se puede lograr al minimizar el riesgo (derisking en inglés) de la volatilidad del flujo de fondos de los activos del sector de energía renovable”.