De todas las tendencias tecnológicas importantes que tienen efectos en la industria de seguros, es posible que las consecuencias del surgimiento de los medios sociales como fuerza cultural sean, pues, las más inmediatas.

Aunque la reciente debacle de la oferta pública inicial de Facebook ha colaborado mucho para empañar el brillo de la empresa pionera de medios sociales, las tecnologías sociales ya comienzan a tener una profunda repercusión en la industria de seguros, manifestaron los expertos.

Las compañías de seguros hace mucho que aprovechan las plataformas sociales para el marketing y para forjar la marca, pero actualmente también descubren que los medios sociales ofrecen como obsequio la información que puede utilizarse para mejorar el proceso de suscripción y siniestros. Por ejemplo, la información social es especialmente útil en ayudar a las compañías de seguros a descubrir fraudes de siniestros, comentó Stephen Applebaum, analista senior de la firma independiente de investigación y asesoramiento con sede en Boston, Aite Group L.L.C.

“La información social es una nueva fuente de información para la investigación de fraudes que en realidad no se ha aprovechado», indicó el Sr. Applebaum durante un debate de panel celebrado en la conferencia anual de The Insurance Accounting Systems Assn. Inc. en San Diego.“Es productivo desde el punto de vista económico para las aseguradoras explotar dicha información.»

El compañero panelista Max Drucker, director ejecutivo (CEO) y presidente de Social Intelligence Corp., una firma de servicios de investigación y revisión de los medios sociales con sede en Santa Bárbara, California, mencionó un ejemplo donde la compañía de seguros de riesgos del trabajo utilizó los medios sociales para revelar un siniestro fraudulento. Un trabajador de depósito, quién alegó haberse lastimado su brazo, también tocaba la guitarra en una banda en un bar. Luego de detectar un aviso publicitario para su show en Myspace, la compañía de seguros envió un investigador para fotografiar el concierto y posteriormente negar el siniestro. “Los medios sociales pueden ser una prueba contundente, pero se utilizan mejor junto con otras cosas”, expresó el Sr. Drucker.