Más empleadores están ofreciendo incentivos financieros a través de los programas de beneficios para mejorar la salud de los empleados, mientras que muchos están mejorando el valor de tales incentivos.

El 79% de los empleadores que participaron en la encuesta realizada por National Business Group on Health y Fidelity Investments indicó que actualmente ofrece incentivos financieros para alentar a los empleados a participar en los programas de beneficios, un incremento en comparación con el 74% en el año 2014.

Los empleadores manifestaron que esperan gastar un promedio de US$ 693 por empleado en programas de incentivos respecto del bienestar este año, un incremento en comparación con los US$ 594 en 2014 y US$ 430 cinco años atrás.

En estos programas, los empleadores generalmente ofrecen incentivos financieros como, por ejemplo, dinero en efectivo, tarjetas de regalo, primas de los servicios médicos reducidas o contribuciones a cuentas de ahorro para gastos médicos, con el propósito de alentar a los empleados a participar en diversas actividades relacionadas con el beneficio.

Los programas de beneficios patrocinados por el empleador y basados en incentivos más populares este año son las evaluaciones biométricas, que el 72% de los empleadores afirma que planea ofrecer; mientras que el 70% de los empleadores indica que tiene la intención de ofrecer programas de evaluación de riesgos respecto de la salud en 2015.