Según informó la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), los entes de reglamentación de defensa de la competencia de los EE.UU. han arribado a una conciliación en una pelea de larga data con Cephalon, actualmente propiedad de Teva Pharmaceuticals, por la resolución de un juicio por violación de derechos de patentes relacionado con el medicamento para mantenerse despierto Provigil.

La CFT indicó también que, como parte de la conciliación, Teva, que adquirió a Cephalon en el año 2012, acordó pagar US$ 1.200 millones para efectuar reembolsos a los compradores que pagaron un precio demasiado alto por el medicamento Provigil, y asimismo acordó abstenerse de realizar acuerdos similares en el futuro.

La CFT había acusado a Cephalon de proteger ilegalmente su monopolio respecto del medicamento Provigil al pagar a los fabricantes de medicamentos genéricos para que no impugnaran la patente de Cephalon.