Aproximadamente 50 frentes de tiendas fueron dañados o destruidos en los disturbios y saqueos en Vancouver luego de la derrota de los Canucks de Vancouver en la Final de la Copa Stanley.

Aproximadamente 50 frentes de tiendas fueron dañados o destruidos en los disturbios y saqueos en Vancouver luego de la derrota de los Canucks de Vancouver en la Final de la Copa Stanley, aunque no todos los daños producidos por los disturbios están cubiertos por el seguro.

La policía de Vancouver arrestó a más de 100 personas en menos de tres horas luego de la derrota de los Canucks ante los Bruins de Boston en el séptimo partido de la final del campeonato. Según la policía, aficionados de hockey furiosos quemaron al menos 15 autos, inclusive dos de la policía, saquearon varias tiendas y dañaron decenas de inmuebles tanto públicos como privados cerca del Rogers Arena luego del partido.

Charles Gauthier, director ejecutivo de la Asociación para el Mejoramiento de los Negocios del Centro de Vancouver (Downtown Vancouver Business Improvement Assn.), afirmó que él y otros representantes de la asociación recorrieron el área afectada junto a funcionarios municipales por la mañana, y estimaron que al menos 50 frentes de tiendas fueron destruidos o considerablemente dañados. Señaló que la asociación aún no tiene una estimación del costo total de los daños y del saqueo.

«El incendio de vehículos, el incendio de inmuebles fue bastante impactante para mí”, comentó Gauthier, quien era director ejecutivo de la asociación durante los últimos disturbios producidos por el hockey en Vancouver en 1994, cuando los Canucks perdieron otro campeonato en el séptimo partido ante los Rangers de Nueva York. En los días previos al partido del miércoles, los representantes de la policía de Vancouver habían asegurado que era poco probable que los eventos ocurridos en 1994 se repitieran.