Fasecolda dio a conocer que dentro de los hogares de estrato 3 al 6 hay 1,3 millones de hogares, pero solo 1 de cada 4 ha adquirido algún seguro de vida de manera voluntaria.

El estudio entregado por el gremio también reveló que estar en determinado estrato socioeconómico no significa que no se adquieran seguros, ya que en todos hay personas con estos servicios.

Los canales de compra de seguros son el asesor directo; vía servicios bancarios, como una tarjeta de crédito, o seguro de vida voluntario directamente en una oficina.

También se encontró que quienes tienden a planear sus finanzas a largo plazo compran seguros de vida. Los colombianos que adquieren estos servicios también tienen un perfil de educación superior.

En cuanto a los hogares con algún tipo de seguro, del total nacional, que son 13 millones, 12,3% tiene algún seguro. Para la compra de un seguro de vida es determinante el nivel de ingreso, número de hijos y el deseo de tener una planeación a largo plazo.

La gente compra un seguro de vida por varias razones: 63% lo hace porque desea dejar un capital por si fallece; 15% quiere tener un capital acumulado a futuro; 14% porque es barato o económico.