Los atentados terroristas en Paris conmocionaron al mundo y alertaron a las compañías sobre la necesidad urgente de intensificar la seguridad para sus empleados.

Los asesores en riesgos y seguridad que prestan servicios a compañías multinacionales estadounidenses en cuestiones relacionadas con la gestión de riesgos opinan que el terrorismo debería ser considerado una realidad en Europa.  Si bien en algunas ocasiones no es posible prevenirlo, los empleadores deben volver a evaluar sus medidas de seguridad y su cobertura de seguros contra terrorismo para estar preparados ante ataques dirigidos como los ocurridos contra periodistas en las oficinas de Charlie Hebdo y judíos en un supermercado kosher.

Los recientes ataques ponen el foco en el problema de que extremistas musulmanes en el mundo entero utilizan las redes sociales para adoctrinar a sus seguidores y alentar ataques yihadistas.  “Las personas creen que (el terrorismo) es como una bomba que explota, ahora es más un riesgo para las personas”.

Holt advirtió que los recientes ataques en París son una extensión de un patrón que ha ido surgiendo desde los ataques bien orquestados del 11 de septiembre de 2001 en los Estados Unidos. “La tendencia es la baja tecnología”, afirmó. “En el Reino Unido, las personas han tenido conocimiento de esto desde hace tiempo».

En su análisis de los acontecimientos en Charlie Hebdo, Mike Ackerman, CEO de Ackerman Group L.L.C., una firma con sede en Miami que se especializa en la lucha antiterrorista y la mitigación de riesgos para compañías multinacionales, dijo que no cree que el atentado a Charlie Hebdo se haya planificado bien. Ackerman da varios ejemplos de descuido: el secuestro de un coche de huida después del tiroteo o el robo de una tienda para obtener dinero para la nafta.

Es, sin embargo, un signo de nuestros tiempos, agregó. “El problema del terrorismo ha estado entre nosotros desde hace tiempo; aun así, éste es un nuevo llamado de atención”.