Este proceso daría vida a la mayor compañía de seguros generales en el país, que podría concentrar el 16% de las primas del mercado, y permitirá al nuevo gerente general, Carlos Ricci, concretar una de las metas impuestas por la matriz: crecer en Chile.

Un nuevo gigante en el área de seguros generales podría nacer en los próximos meses. Y es que la empresa estadounidense Liberty Seguros afina hoy los últimos detalles que le permitirán concretar la compra de Penta Security.

La aseguradora es controlada por Empresas Penta, dueña de un 70%; en tanto, Grupo Security tiene el 29,35%. Completa la propiedad un 0,65% que está en manos de minoritarios.

Entendidos en la transacción indican que Security habría declinado utilizar su derecho a comprar. Por lo que al vender Penta, la oferta de Liberty debe extenderse al resto de los accionistas.

El panorama para el nuevo gerente de Liberty, Carlos Ricci, no podría ser mejor, ya que con el cierre de esta operación, se cumple uno de los principales objetivos de su matriz: crecer en Chile.

Meta que no sólo Pablo Barahona, CEO de las operaciones en América Latina y los países ibéricos de Liberty Seguros, dejó en claro en su visita a Chile, sino que también el vicepresidente de fusiones y adquisiciones a nivel global, Joseph Hamilton, al acompañarlo.

Y es que luego de un proceso altamente competitivo, en el cual estuvieron involucradas la francesa Axa, la española Mutua Madrileña y el fondo Southern Cross, Liberty terminó quedándose con esta carrera, en una operación cuyo monto fluctuarían en torno a los US$250 millones.

El desafío mayor es el que viene ahora para Liberty, ya que deberá integrar a su operación local los activos de Penta Security, que si bien a diciembre de 2014 concentraba un 10,7% del mercado, durante el primer trimestre de este año disminuyó hasta el 8,6%.

No obstante, juntas -tomando como referencia los números a marzo- se convertirían en la mayor aseguradoras del mercado al concentrar un 16% de las primas del segmento de seguros generales, superando a Mapfre, que registra una participación de 13%.

Expertise

Liberty ha dividido su atención en dos procesos: la búsqueda de opciones de crecimiento y la reestructuración interna que lidera su gerente general, Carlos Ricci.

Con la salida de Óscar Huerta, parte de su equipo fue relevado de sus funciones, en una decisión que para muchos es bastante lógica, ya que es legítimo que la nueva cabeza de la administración busque ejecutivos de confianza en los cargos que considere clave.

Lo cierto es que, al parecer, la incorporación de Penta Security podría ser menos traumática de lo que se augura, ya que uno de los hombres clave de Liberty Seguros la conoce a la perfección.

Sergio Castro renunció a Penta Security hace cuatro meses y se incorporó a Liberty en reemplazo de Mario Undurraga, ejecutivo de confianza de Huerta. Castro asumió como director técnico de la aseguradora, un cargo esencial para la constitución de una compañía, ya que define qué productos se venden y a qué precio, lo que algunos definen como el corazón de la operatividad del negocio.

La presencia de Castro, indican conocedores de la transacción, permitió realizar una oferta mucho más específica por Penta Security, una compañía que él conocía al revés y al derecho.

Ricci tendrá que enfrentarse al desafío de integrar ambas operaciones, para dar vida a una compañía que duplicará el tamaño que Liberty tiene hoy.