Una encuesta publicada por Marsh Inc. indica que las tasas de contratación y de primas de los seguros contra terrorismo de los EE.UU. están casi estables.

Según el análisis, el 62% de las empresas encuestadas por la compañía de brokerage adquirió cobertura de seguro patrimonial contra terrorismo en 2012. Ello se compara con el 64% en 2011 y el 62% en 2010.

Si bien la tasa de contratación se ha modificado poco en los últimos años, está mucho más alta que apenas después de la aprobación de la Ley de Seguros contra Riesgos de Terrorismo (Terrorism Risk Insurance Act) en 2002. El respaldo federal en USA se prolongó hasta el año 2014 a través de la Ley de Reautorización del Programa de Seguros contra Riesgos de Terrorismo de 2007 (Terrorism Risk Insurance Program Reauthorization Act of 2007).

En 2003, la tasa de contratación era del 27%. Según el informe de Marsh, desde el año 2005 la tasa de contratación se ha mantenido rondando unos pocos puntos porcentuales dentro del 60%.

Marsh atribuyó la alta tasa de contratación en el noreste a diversos factores, entre los que se incluyen su concentración de importantes áreas urbanas, la percepción de que las principales ciudades pueden tener un riesgo más alto de sufrir un ataque terrorista, y el hecho de que los objetivos de los ataques del 11 de septiembre de 2001 (el World Trade Center en Nueva York y el Pentágono en las afueras de Washington) se encontraban en esa área.

Por el contrario, el oeste de los EE.UU. tuvo la tasa de contratación más baja, con un 53% de compañías que adquirieron seguros patrimoniales contra terrorismo en 2012, seguido de la región central de los EE.UU., con un 58%, y el sur, con un 63%.