Si bien las presiones regulatorias que siguieron a la peor crisis financiera desde la Gran Depresión pueden haber sido el ímpetu para que muchas entidades financieras adoptaran la gestión del riesgo empresarial, varias cooperativas de crédito y bancos de la comunidad actualmente incluyen la gestión del riesgo empresarial como herramienta para ayudarlos a equilibrar sus riesgos y oportunidades. Los productos de software de la gestión del riesgo empresarial fáciles de usar, los servicios de consultoría y los programas de capacitación que se ponen a disposición mediante asociaciones comerciales de la industria ayudan a facilitar la transición de las entidades financieras de la gestión del riesgo operativo tradicional a la gestión del riesgo empresarial, expresan expertos en la industria.

La incorporación de la gestión del riesgo empresarial en el proceso de planificación estratégica de una cooperativa de crédito o un banco de la comunidad no sólo los ayuda a identificar los riesgos para sus operaciones que necesitan mitigarse, sino que también qué riesgos están dispuestos a asumir para alcanzar el crecimiento de su negocio, indicó. “Históricamente, la gestión de riesgos es una visión retroactiva de las fallas, amenazas y vulnerabilidades.

La gestión del riesgo empresarial para las empresas de servicios financieros les permite aprovechar las oportunidades más rápido y expandir su alcance desde la perspectiva de préstamos al consumidor”, indicó Tony Ferris, socio gerente en The Rochdale Group Inc., consultor en la gestión del riesgo empresarial que se centra en las entidades financieras.