De conformidad con un nuevo informe de la empresa de consultoría McKinsey & Co., las compañías de seguros pueden aprovechar la tecnología para mejorar su rendimiento y, por lo tanto, deberían esforzarse por convertirse en “empresas digitales”.

En su nuevo informe publicado, denominado The Making of a Digital Insurer: The Path to Enhanced Profitability, Lower Costs and Stronger Customer Loyalty (Cómo convertirse en una compañía de seguros digital: el camino hacia una mejor rentabilidad, costos más bajos y mayor lealtad de los clientes), McKinsey afirmó que “las empresas digitales aprovechan tecnologías tales como aquellas móviles, sociales y en la nube para tomar mejores decisiones, automatizar procesos, profundizar su relación con los clientes, empleados e intermediarios, y buscar alcanzar la innovación rentable, todo a un ritmo de desarrollo rápido”.

El informe indica que las compañías de seguros pueden implementar soluciones tecnológicas en cada etapa de su negocio a medida que se acostumbran a un mundo cada vez más digital.

Según el informe de McKinsey, las compañías de seguros que pueden aprovechar las herramientas digitales junto con competencias esenciales tales como disciplina de suscripción, ejecución de los reclamos y amplia experiencia en gestión de inversiones, “estarán en una posición para liderar la industria”.