Según un panel que ofició de orador en la conferencia de la Asociación de Compañías Aseguradoras Cautivas celebrada en Orlando, a medida que el riesgo político y el riesgo de créditos comerciales crecen en importancia para las corporaciones multinacionales, las aseguradoras cautivas pueden ser utilizadas para ayudar a mitigar tales riesgos.

Stephen Kay, vicepresidente senior y líder de la unidad de riesgos políticos en los EE.UU. para Marsh USA Inc. en Nueva York, afirmó que “el riesgo político ha estado en las noticias”, desde la primavera árabe hace tres años hasta las tensiones más recientes entre Ucrania y Rusia.

El señor Kay indicó que encuestas recientes muestran que “el riesgo político es una de las cuestiones clave que atraen la atención de los ejecutivos de alto rango”, haciendo referencia a una encuesta realizada en el mes de diciembre por McKinsey & Co., que determinó que el riesgo político ocupaba el primer puesto entre las cuestiones que preocupaban de forma urgente a las corporaciones.

Asimismo, una encuesta en vivo realizada mientras el panel hablaba arrojó que el 87,5% de la audiencia creía que el riesgo político era superior a aquel de un año antes, mientras que sólo el 12,5% lo consideró en el mismo nivel, y nadie creyó que fuera más bajo.

Según Rod Morris, CEO de R&Q Captive Management, con sede en Arizona, el mayor beneficio de las cautivas es que “permiten a los gerentes de riesgo y a las corporaciones tomar el control de su propio destino en un grado mucho mayor” a aquel de un consumidor en el mercado.