Target Corp. afirmó que la violación de datos masiva que sufrió la compañía durante las primeras tres semanas de la temporada de compras de fin de año dejó expuesta la información de 70 millones de clientes.

En una declaración en su sitio web, la tienda minorista informó que la investigación forense respecto de la violación de datos determinó que, además de la información sobre las tarjetas de pago de los clientes (cuyo robo la compañía había informado anteriormente), también se sustrajeron nombres de clientes, direcciones postales, números de teléfono y direcciones de correo electrónico.

Target reconoció por primera vez la violación de datos el 19 de diciembre, y el 27 de diciembre reveló que la investigación forense había descubierto que la información recolectada por los piratas informáticos entre el 27 de noviembre y el 15 de diciembre incluía información encriptada sobre los números de identificación personal (PIN) incorporada en las tarjetas de los usuarios.

La declaración de Target indicó que sus clientes no tendrán responsabilidad alguna por cualquier cargo fraudulento como resultado de la violación de datos. También agregó que proporcionará información adicional acerca de su plan para ofrecer monitoreo de crédito gratuito durante un año y protección contra el robo de identidad a todas las personas que realizaron compras en sus tiendas en los EE.UU.