Según un estudio, la gran mayoría de los estudios jurídicos consideran a la seguridad cibernética como uno de los 10 riesgos principales en su estrategia general de riesgo, aunque aún no han evaluado el costo potencial de una violación de datos.

«Cualquier divulgación no intencional de información relacionada con una causa judicial sobre propiedad intelectual o importante puede ser desastroso para los estudios jurídicos y sus clientes, y perjudicar potencialmente las operaciones comerciales, obstaculizar fusiones y adquisiciones y dañar las relaciones para siempre», determinó la encuesta dirigida por Marsh L.L.C. en agosto de 2014 y en la que participaron 50 estudios jurídicos.

Sin embargo, según la encuesta, mientras que el 79% de los participantes consideró que la seguridad cibernética se encuentra entre los 10 riesgos principales, 72% de ellos afirmó que sus empresas no han evaluado el costo de una violación de datos basados en la información con la que cuenta.

Entre otros resultados de la encuesta, el 41% dijo que sus estudios jurídicos no han tomado medidas para asegurar sus riesgos cibernéticos, otro 10% de los encuestados manifestó no saber si su empresa lo ha hecho, y el 62% no ha calculado la pérdida de ingresos efectivos o gastos adicionales incurridos durante un ataque cibernético.

Según el informe del estudio, «los recientes incidentes cibernéticos han revelado que la exposición a proveedores y vendedores externos ha sido un eslabón débil en las defensas cibernéticas de las empresas, que a menudo permiten que personal no autorizado obtenga información valiosa”.