Los entes reguladores de los Estados Unidos presentaron una demanda contra Wyndham Worldwide Corp y tres subsidiarias, mediante la cual alegaron la falta de protección de la información personal de los consumidores, lo que llevó a que se perdieran millones de dólares por fraude.

La Comisión Federal de Comercio manifestó que las reiteradas faltas de protección de la información de los consumidores llevaron a que cientos de miles de datos sobre la tarjeta de pago de los consumidores se exporten a una dirección de dominio en Internet registrada en Rusia.

Wyndham opera marcas hoteleras, incluidas Days Inn y Super 8 orientadas al valor.