Según informa Xinhua, varios países de América Latina como Argentina, Brasil y Paraguay se vieron afectados por fuertes lluvias e inundaciones.

Los expertos han descrito las inundaciones en la ciudad de Concordia de Argentina como «la más grave en los últimos cincuenta años”.

Las lluvias torrenciales derribaron líneas eléctricas, arrancaron árboles de raíz y se cobraron al menos seis vidas en diferentes lugares.

Cerca de 100.000 personas abandonaron sus hogares en Paraguay, el país más afectado hasta la fecha.