Según una encuesta sobre organizaciones de infraestructura crítica en América del Norte y América del Sur, los ataques de piratería informática que destruyen en lugar de robar datos, o bien que manipulan equipos, están mucho más extendidos de lo que se cree generalmente.

La encuesta, publicada por la Organización de los Estados Americanos, determinó que el 40% de los encuestados se ha enfrentado a intentos de cerrar sus redes de computadora, el 44% ha lidiado con propuestas a fin de borrar archivos, y el 54% se ha encontrado con “intentos de manipular” sus equipos a través de un sistema de control.

Esas cifras son muy destacables, dado que sólo el 60% de los 575 encuestados informó que había detectado intentos de robo de datos, que desde hace tiempo se considera la meta principal de los piratas informáticos.

El ataque de piratería informática destructivo más conocido en los EE.UU. fue, por lejos, el ataque electrónico a Sony Pictures Entertainment Inc., propiedad de Sony Corp., que eliminó datos de las máquinas de las instalaciones de Hollywood y dejó algunas de sus redes internas inoperables.