A diciembre del 2013 las inversiones de las aseguradoras en instrumentos que financian proyectos productivos y de infraestructura de mediano a largo plazo alcanzaron los 10.903 millones de pesos. Estas inversiones parten de la inclusión del Inciso K al punto 35.8.1 del Reglamento General de la Actividad Aseguradora que dictaminaron de forma conjunta los Ministerios de Economía e Industria.

De acuerdo a lo informado por las aseguradoras y reaseguradoras, las inversiones registradas  se repartieron de la siguiente manera (expresados en millones de pesos):

  • Petróleo y Gas:  7.025
  • Metalúrgica y Siderúrgica:  297
  • Construcción: 215
  • Bienes de uso y capital: 137
  • Infraestructura: 74
  • Agricultura y Ganadería:  51
  • Fondos comunes Infraestructura: 1.616
  • Fondos comunes Pyme:  1.368
  • Otros: 120

Al respecto el Superintendente de Seguros de la Nación, Lic. Juan Bontempo, afirmó que estos resultados exitosos contribuyen al desarrollo económico y social de la Argentina. El Sector Seguros se consolidó así como un agente central en la economía del país al invertir en proyectos productivos impulsando el crecimiento de la Pequeña y Mediana Industria, entre otros.

Las inversiones realizadas fueron seleccionadas y puestas a disposición de la industria por el Comité de Elegibilidad de Inversiones. Las inversiones debieron cumplir dos requisitos: todos los instrumentos deben tener oferta pública, y el destino de los fondos tiene que estar ligado a un proyecto de impacto productivo. Estas son las condiciones previas que deben presentar los instrumentos para llegar hasta el Comité de Elegibilidad. Además, todos tienen que pasar antes por el tamiz de seguridad y respaldo que otorga la Comisión Nacional de Valores. A través de este proceso de selección se aprobaron 94 instrumentos.

A diciembre del 2013 las aseguradoras destinaron un 11,1% de sus inversiones a los proyectos comprendidos en el Inciso K. El hecho de que hayan sobrecumplido la norma mas allá de los mínimos establecidos por la Resolución N° 37.163 de la SSN, demuestra que, los proyectos comprendidos dentro del Inciso K les resultaron económicamente rentables.

Para continuar con el crecimiento de las inversiones en febrero del corriente año nuevo se establecieron nuevos porcentajes mínimos que las aseguradoras deben destinar a instrumentos que financien proyectos productivos o de infraestructura. El promedio para el sistema pasará de un 10% a un 14,5%, lo que representa en la práctica un total de 5.700 millones de pesos más que serán invertidos en la economía real. El objetivo del aumento es corresponder el proceso de crecimiento exponencial que experimenta la actividad aseguradora con proyectos de impacto directo en la economía real.