La demanda fue entablada ante el Tribunal de Distrito de los EE.UU. para el Distrito Central de California por Center for Defensive Driving, un grupo sin fines de lucro que lucha por la seguridad de los conductores. Los demandantes iniciaron la acción en nombre de clientes que adquirieron o alquilaron vehículos Ford equipados con el sistema MyFord Touch, como así también variaciones tales como MyLincoln Touch y MyMercury Touch.

En la demanda se indica que los clientes se han quejado de que el sistema se bloquea, funciona mal, deja de funcionar y no puede conectarse con dispositivos móviles. La demanda asimismo agrega que tales errores han generado “riesgos importantes respecto de la seguridad” para los conductores, al distraer su atención de la carretera cuando el producto funciona mal y no poder contactar al 911 durante emergencias, como se supone que debería hacer.

Ford lanzó MyFord Touch en los vehículos en el año 2010. Este sistema estaba diseñado para centralizar los controles de audio, navegación, clima, dispositivos móviles, entretenimiento y seguridad a través de interfaces de LCD que trabajan con el sistema operativo Microsoft Sync. El sistema MyFord Touch se puede controlar a través de un panel táctil, por comandos de voz y por medio de botones en el volante.

Sin embargo, desde su lanzamiento, el sistema MyFord Touch y otros de los denominados sistemas de infoentretenimiento han sido un “desastre sin mitigación”, afirman los abogados en la demanda.

Un representante de Ford se negó a realizar comentarios, aduciendo que el litigio está pendiente de resolución.