Los inversionistas en mercados de capital público y deuda no son los únicos que intentan marcar presencia en Latinoamérica.
La reciente conferencia organizada por la Asociación Latinoamericana de Capital de Riesgo (Lavca), que se realizó en la capital chilena de Santiago, registró la presencia de varios nuevos inversionistas que llegaron a evaluar el potencial para ingresar a la región.
Los participantes incluyeron a inversionistas de algunos de los principales grupos de inversión de Silicon Valley, así como varias de las firmas de capital privado más importantes en la industria como Carlyle Group y KKR.
Si bien algunos de los inversionistas más grandes se presentaron para evaluar el potencial de mercado junto a firmas locales como BTG Pactual y LarrainVial, otros ya han conseguido avances.
Dado el atractivo que representa la mayor penetración de los smartphones en Brasil (el mayor mercado de consumo de la región), John Karlen, de Flybridge Capital, manejará sus operaciones desde este país durante tres meses, a fin de explorar nuevas oportunidades.
Como firma de capital de riesgo en etapa inicial, con US$560mn bajo administración, Flybridge opera con un modelo simplificado junto a cinco socios generales y ocho profesionales de inversión.
La primera inversión de la firma en la región se realizó en el 2010 en Open English, negocio de enseñanza de inglés en línea que comenzó en Venezuela y ha alcanzado otros mercados en la región. Sus otras dos inversiones en la región han sido en Shoes4you y una inversión en comercio electrónico que aún no se da a conocer.
Karlen señaló que Flybridge busca asociarse con inversionistas locales, pero que apunta a convertirse en inversionista minoritario con una participación de 20-25% en las compañías, donde se encuentre alineado el interés de todos los inversionistas.
Al describir las razones para su actual enfoque en un mercado que durante varios años escapó a las miradas de la industria del capital privado, Karlen precisó: «Las cosas realmente dieron un giro con la expansión de la clase media en Latinoamérica que ahora no solo está en línea, sino que está en línea con dispositivos móviles, por lo que estos negocios que requieren de un cierto nivel de masa crítica ahora tienen una oportunidad de tener gran éxito en Latinoamérica, mientras que hace cinco o seis años este no era el caso».
«Muchos de estos negocios son los mismos que la gente probó en 1999 o el 2000, y si bien obviamente en ese entonces la gente se conectaba, no había suficiente escala. Ahora se cuenta con una penetración de smartphones de 30-40% en Brasil, cifra que probablemente se duplicará este año», acotó.