Si bien las aseguradoras se han valido durante años de los análisis de datos para suscribir los seguros comerciales en forma más precisa, los tomadores de pólizas comerciales recién ahora están comenzando a utilizar los grandes volúmenes de datos («big data«) como una herramienta para la gestión de riesgos.

Menos de un tercio de las empresas están utilizando el modelo predictivo y otros análisis basados en datos para informar sus estrategias de gestión de riesgos, según el estudio publicado por General Electric Co. y Accenture en el año 2014.

Sin embargo, los panelistas de la Cumbre de Gestión de Riesgos 2015 organizada por Business Insurance en Nueva York advirtieron que la incorporación cuidadosa y sofisticada de los análisis de datos puede mejorar en buena medida las funciones tradicionales de la gestión de riesgos, inclusive el diseño y la contratación de programas de seguros.