Según informó Bloomberg, la Asociación de Cámaras de Comercio e Industria de la India declaró que es probable que las pérdidas para las empresas causadas por precipitaciones récord en la ciudad de Chennai en la India totalicen más de 150 millones de rupias indias (US$ 2.250 millones).

Las fuertes lluvias torrenciales y las inundaciones se han cobrado 269 vidas hasta el momento. La cámara dijo que la situación es un “caos total”. Agregó además que las pequeñas y medianas empresas, y los sectores automotriz y de tecnología de la información fueron los más afectados.