Los empleadores que tratan a sus empleados como atletas profesionales pueden reducir sus costos por riesgos del trabajo. Eso no significa pagarles sueldos exorbitantes por trabajar sólo algunos meses del año, sino fomentar que estén en condiciones físicas aptas de “desempeño” todo el año, expresan los expertos.

Es necesario que los empleados aprendan “biomecánica” de modo tal de no dañarse en el trabajo. Eso significa aprender técnicas adecuadas para levantarse, una postura adecuada para sentarse, aún cómo ingresar y salir de los vehículos en forma segura