FIFA, la organización internacional de fútbol, cuenta con un seguro por US$ 900 millones por postergación/reubicación durante el evento para el Mundial 2018 a realizarse en Rusia, pero la cobertura puede no responder si el Mundial se traslada como resultado del escándalo de corrupción de la Fédération Internationale de Football Association (FIFA, por sus siglas en inglés), según afirman las fuentes consultadas.

Los fiscales federales de los EE.UU. acusaron a 14 funcionarios de las áreas de fútbol y marketing, incluidos nueve ejecutivos de la FIFA, por supuestos sobornos para adjudicar contratos, entre ellos la elección de Sudáfrica como anfitrión del Mundial 2010.

Según informes de prensa, las autoridades de los EE.UU y Suiza continúan investigando la elección de la FIFA, con sede en Zúrich, de Rusia y Qatar como anfitriones de los mundiales 2018 y 2022, respectivamente.

Un vocero de la FIFA indicó que la organización no espera que haya cambios en el cronograma de este evento debido a las investigaciones penales.

Según el informe financiero de 2014 de la organización, la FIFA ya ha colocado cobertura por US$ 900 millones por costos relacionados con la “postergación y/o reubicación” del Mundial 2018. Los riesgos cubiertos incluyen “catástrofe natural, accidentes, agitación, guerra, actos de terrorismo, no participación de equipos y enfermedades epidémicas”, según agrega el informe. El seguro no cubre la cancelación del evento, que, según el informe, la FIFA debería cubrir con sus propias reservas.

El vocero de la FIFA se negó a proporcionar más información sobre el programa o la identidad de las compañías de seguros participantes.

Una vocera de Swiss Re Ltd. en Zúrich aclaró que, por lo general, las pólizas por la cancelación del evento cubren solamente las pérdidas generadas por una causa que esté fuera del control del tomador de la póliza. Estas pólizas por lo general también excluyen las pérdidas que surgen debido a los fraudes.

La vocera de Swiss Re no realizó ningún comentario respecto de si Swiss Re participa o no en el programa del Mundial 2018.

Tanto Swiss Re como Munich Reinsurance Co. han asegurado riesgos en Mundiales anteriores; por ejemplo Munich Re asumió US$ 350 millones de exposición a la cancelación del evento en el Mundial 2010, de conformidad con las propias publicaciones de las compañías. No fue posible contactar a representantes de Munich Re para que expresaran sus comentarios.