El Departamento de Defensa de los EE.UU. está tomando medidas agresivas para reforzar la seguridad de los sistemas de armas de los EE.UU. respecto de los ataques cibernéticos, incluyendo la emisión de nuevas normas para las adquisiciones, que finalizará en los próximos meses, según informaron funcionarios a Reuters.

Además de la norma sobre adquisiciones, el Departamento está desarrollando una guía para ayudar a los gerentes de programas a evaluar el equilibrio entre el costo y el riesgo al estructurar nuevos programas de armas y hacerlos más seguros.

Ambos documentos deberían estar listos durante el cuarto trimestre de este ejercicio fiscal, que finaliza el 30 de septiembre. Los funcionarios se encontraban efectuando una revisión de los documentos para evitar señalar en forma involuntaria las posibles vulnerabilidades a futuros atacantes.