Promover y fortalecer a las empresas exportadoras a través de los medios de pago es un objetivo que tiene el sistema financiero peruano y para ello cuando las empresas se deciden a exportar cuentan con el asesoramiento de los Bancos.

En la actualidad existen una gama de productos diseñados para el sector comercio exterior, una empresa que recién inicia operaciones debe valorar tres componentes; confianza, costo y riesgo, y en base a ello plantear las operaciones entre el exportador e importador.

Las Entidades Financieras cuentan con líneas de crédito al exterior donde los últimos años se han incrementado debido a la estabilidad económica, a la gran marcha de la economía peruana y a una buena calificación de riesgo país, todo ello da como resultado que los Bancos Corresponsales incrementen sus líneas de financiamiento para el sector.

Las operaciones de comercio exterior que ofrecen los Bancos están en relación a lo requerido por los clientes, los productos brindados van desde financiamientos directos hasta cartas de crédito stand by. Para ello las condiciones de las operaciones de crédito deben estar claras tanto por la operación como las características.

En los últimos años los créditos otorgados por la Banca han permitido que muchas empresas puedan acceder a nuevos mercados mediante préstamos que les permitieron financiar su campaña mediante compra de insumos, adquisición de maquinarias y de esta manera contribuir a la competitividad de las empresas.

El acceso al crédito y al asegurar las actividades comerciales internacionales son factores que determinan el buen funcionamiento de la economía de un país. Entre el 80 y 90 por ciento de las operaciones comerciales están respaldadas por actividades financieras. Los créditos de comercio exterior cubren dos puntos de las operaciones comerciales, por un lado reducen los riesgos de incumplimientos de pagos y por otro lado proporcionan la cobertura de la brecha de liquidez por el desfase entre producción, transporte y entrega de bienes comercializados internacionalmente.

El crédito de comercio exterior es distinto a otras modalidades dado que incorpora un mayor nivel de riesgo dado su componente internacional de operaciones, la financiación de las operaciones adoptan diversas formas en función del nivel de confianza entre las partes y de los agentes de la actividad comercial.

Adicionalmente los créditos otorgados por los Bancos a través de los productos mitigan el riesgo de impago, reducen el riesgo de crédito, o financian la actividad comercial (crédito a la empresa exportadora)

Finalmente queremos hacer notar que las agencias de crédito a la exportación, las aseguradoras privadas y los bancos multilaterales de desarrollo complementan la actividad de los bancos. Los bancos aseguran la recuperación de los flujos de comercio internacional.

Fuente: Empresa Exterior