La última edición del informe de A.B.A. Aggregate, la cual analizó la situación patrimonial al cierre del ejercicio 2011 de los reaseguradores líderes mundiales y examinó cómo las pérdidas por catástrofes de 2011 afectaron sus posiciones de capital y ganancias, estimó que el capital total del reasegurador mundial fue inferior al 3% en el transcurso del año y ascendió a US$ 455.000 millones al 31 de diciembre de 2011.

El estudio concluyó que dicho capital, según lo informado por ABA para un grupo de 28 reaseguradores líderes, “alcanzó un récord sin precedentes de US$ 251.000 millones al cierre de 2011 – un aumento del 1,7% o US$ 4.200 millones desde el cierre de 2010. La disminución del 3,4% durante el primer trimestre de 2011 fue reemplazada por un crecimiento del 1,7%, 1,1% y 2,3% en los tres trimestres posteriores.”

Los factores principales que contribuyeron al crecimiento del capital fueron una ganancia neta de US$ 11.700 millones y ganancias de capital no realizadas de US$ 5.000 millones. Los factores compensatorios principales fueron dividendos y recompra de acciones, los cuales ascendieron a un total de US$ 13.700 millones.

El informe indicó que en todo su conjunto el “retorno sobre el capital ordinario promedio disminuyó del 10,4% en 2010 al 4,6% en 2011, impulsado por el mayor nivel de pérdidas por catástrofes y la ausencia relativa de ganancias por inversión realizadas y no realizadas.”


Otras “conclusiones fundamentales” del informe incluyeron las siguientes:
1. Las primas brutas de los seguros comerciales emitidas aumentaron el 11% a US$ 136.000 millones. Los factores que contribuyeron a ello incluyeron adquisiciones, primas de reposición y el crecimiento orgánico en determinados ramos de seguros.

2. El índice combinado se incrementó en 13,5 puntos porcentuales a 108,2%, lo que incluyó una contribución del 23,4% de US$ 26.000 millones en concepto de pérdidas por catástrofes naturales.

3. El resultado por suscripción de seguros patrimoniales cayó en US$ 14.200 millones a una pérdida de US$ 9.100 millones, a pesar de una contribución positiva de US$ 6.500 millones por desafectaciones de reservas de ejercicios anteriores.

4. La exposición directa a la deuda soberana emitida por Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España continúa siendo baja y se limita a unos pocos componentes del grupo de estudio ABA.

Mike Van Slooten, el líder del equipo de Análisis del Mercado Internacional de Aon Benfield, señaló lo siguiente: “El sector de reaseguros sigue siendo sólido luego de un año de prueba en 2011 y les continúa proporcionando un capital de suscripción muy eficiente a las aseguradoras. La volatilidad mantenida por los reaseguradores fue significativa y mejoró considerablemente las ganancias y el capital informados por las aseguradoras afectadas por la frecuencia inusual y la gravedad de los hechos ocurridos en 2011. La propuesta de valor de reaseguros ha sido pocas veces tan claramente demostrada.”