La incertidumbre en torno a la probabilidad y seriedad de los ataques cibernéticos detiene el crecimiento de los seguros cibernéticos en Europa, sostiene un informe emitido la semana pasada por la Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información (ENISA, por su sigla en inglés).

El informe Incentives and Barriers of the Cyber Insurance Market in Europe (Incentivos y barreras del mercado de seguros cibernéticos en Europa) indicó que el carácter novedoso de los ataques cibernéticos y la falta de datos históricos sobre ellos también cohíben al mercado de seguros cibernéticos.

“La falta de información actuarial sólida generalmente alimenta dos problemas respecto a los seguros cibernéticos”, según el informe. “En primer lugar, la cuestión de la selección adversa (la aseguradora no puede diferenciar diferentes tipos de clientes con anterioridad a la firma del contrato y, por lo tanto, fijar un precio de la prima que sea acorde) y, en segundo lugar, el riesgo moral donde se podrá incentivar al asegurado, una vez firmado el contrato, a comportarse de manera más insegura con el conocimiento de que la aseguradora se hará cargo de parte del siniestro.»

Asimismo, el informe indica que la naturaleza de la tecnología, que cambia con mucha rapidez, complica las cosas aún más. “La tecnología impulsa fluctuaciones en los riesgos y en las amenazas de forma tal que resulta difícil (desde la perspectiva actuarial) prever pérdidas futuras de hechos pasados” indica el informe.

No obstante ello, el informe indica que existe una necesidad de mercado de los seguros cibernéticos, especialmente en Europa. “Es posible que las pólizas tradicionales de cobertura no contemplen de manera integral los riesgos que afronta una organización como parte de la economía digital” indica el informe. “En el Reino Unido, sólo unas pocas aseguradoras ofrecen productos especializados en seguros cibernéticos, en contraposición a las 30-40 compañías de seguros en los Estados Unidos