Los vecinos de David Copperfield posiblemente deseen que la desaparición del agua de su piscina hubiera sido una simple ilusión.

Según informes de los medios de comunicación, el agua de la piscina de entrenamiento del señor Copperfied, ubicada en el techo de su departamento, desapareció el 8 de marzo. El agua inundó su departamento del último piso, de 743,22 metros cuadrados, ubicado en Manhattan, y se filtró a los departamentos más de 20 pisos abajo, lo que provocó que los ascensores del edificio dejaran de funcionar durante más de un día.

Ted Blumberg, abogado del señor Copperfield, informó a Page Six, del New York Post, que una bomba de la piscina del piso 57 se averió, lo que provocó que el agua inundara el departamento de cuatro pisos del señor Copperfield, decorado con objetos de valor.

El señor Blumberg agregó que se ha notificado a la compañía de seguros y que no se han entablado demandas hasta el momento.