Al enfrentarse con un entorno volátil y cambiante de riesgos, el 91% de los ejecutivos que responden a una encuesta manifiesta que planean reestructurar y priorizar nuevamente el enfoque de su organización frente a la gestión de riesgos dentro de los próximos tres años.

De acuerdo con el informe publicado por Deloitte & Touche L.L.P., con sede en Nueva York y Forbes Insights, la práctica de investigación estratégica de Forbes Media L.L.C., los ejecutivos reconocen la importancia de controlar continuamente las exposiciones, pero menos del 25% de los encuestados manifiesta que la mayoría de los riesgos se controlan continuamente en sus empresas.

Entre las formas en que las empresas expresaron que planean reestructurar y/o priorizar nuevamente la gestión de riesgos en los próximos tres años, el 52% indicó que planea mejorar el perfil de la gestión de riesgos en toda la organización, mientras que el 39% expresó que planean reestructurar los procesos de gestión de riesgos.

Entre los otros planes de reestructuración y de nuevo establecimiento de prioridades entre las primeras cinco respuestas de la encuesta, el 37% de los ejecutivos mencionó la capacitación adicional del personal, el 31% manifestó que planean incorporar nueva tecnología y el 28% expresó que planea integrar la gestión de riesgos a la planificación estratégica de su organización.

La mayoría de los ejecutivos, el 77%, indicó que sus organizaciones emplean un enfoque centralizado frente a la gestión de riesgos.

Cuando se les preguntó acerca de los mayores desafíos de una gestión eficaz de riesgos, el 28% de los ejecutivos encuestados expresó “la gente que no es consciente de lo que necesitan hacer en materia de riesgo”, el 27% mencionó las limitaciones presupuestarias y de costos, el 26% mencionó los incentivos que no recompensan la toma de decisiones basada en los riesgos y el 22% mencionó la falta de claridad de las funciones de riesgo en la organización.