La norma regula la operatoria de los intermediarios de reaseguros, en el marco del nuevo régimen de reaseguros, fijado por la resolución 35.615.

El superintendente de Seguros, Francisco Durañona, le puso firma a la norma que regula la operatoria de los intermediarios de reaseguros, en el marco del nuevo régimen de reaseguros, fijado por la resolución 35.615.

La resolución fija que los intermediarios deben acreditar: 1) un capital no inferior a un millón de pesos (con un plazo de adecuación: 250 mil pesos por trimestre, a partir del 31 de diciembre de 2011); 2) un patrimonio neto igual al capital; y 3) la contratación de un seguro de errores u omisiones por un monto igual al máximo valor entre tres millones de pesos y el 10 % de la prima intermediada en el ejercicio económico anterior.

Además, la Súper observará toda comisión superior al 20 % en reaseguros facultativos; al 5 % en contratos automáticos proporcionales; y al 15 % en los contratos automáticos no proporcionales. Y norma que deberán individualizarse las cuentas bancarias en las cuales serán depositados los montos de primas y siniestros derivados de los contratos de reaseguros, y de comisiones, no pudiendo utilizarse la misma cuenta para ambos conceptos.