Una unidad de Cargill Inc. está siendo demandada por una familia de Oregón que afirmó que su pequeña hija fue hospitalizada luego de ingerir pavo contaminado con salmonella, objeto de uno de los mayores retiros de carne del mercado en la historia de los Estados Unidos.

La demanda es una de de las primeras contra Cargill desde que el 3 de agosto el procesador de carne retiró del mercado 16,3 millones de kilos de productos frescos y congelados de carne molida de pavo debido a una posible contaminación con una cepa de salmonella resistente a los antibióticos.

La cepa está vinculada con una muerte en California y con más de 100 enfermedades en más de 30 estados de los Estados Unidos.

La causa iniciada en un tribunal federal de Oregón pretende obtener una indemnización no especificada por daño moral, gastos médicos, angustia emocional y pérdida de salario de los padres.

Mike Martin, vocero de Cargill, afirmó que la empresa mejoró sus procedimientos para garantizar la seguridad de los alimentos, lo que es su principal prioridad, e impedir el desarrollo de bacterias.

La infección por salmonella es la enfermedad transmitida por alimentos más común en los Estados Unidos. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dijeron que uno de cada seis estadounidenses se enferma cada año por alimentos contaminados.