Los esfuerzos realizados por las aseguradoras a fin de desarrollar productos de microseguros destinados a los países en vías de desarrollo tienen gran potencial, pero es necesario que las aseguradoras adopten un enfoque de colaboración para que los esfuerzos sean exitosos, expresó Brian Duperreault, presidente y director ejecutivo (CEO) de Marsh & McLennan Cos. Inc.

Al aunar recursos y compartir información, las aseguradoras estarán en una mejor posición para ofrecer productos a miles de millones de personas sin acceso a seguros y acceder a un mercado con el potencial de generar US$ 40.000 millones en concepto de primas anuales directamente emitidas, comentó durante una presentación en el Seminario de la Sociedad Internacional de Seguros en Río de Janeiro.

Las personas y las empresas en los países en vías de desarrollo afrontan altas exposiciones a los riesgos de salud y a los desastres naturales, expresó el Sr. Duperreault. “Sin embargo, a pesar de los beneficios evidentes a nivel social y personal, sólo un pequeño porcentaje de esta población tiene acceso al seguro.”

Las aseguradoras enfrentan varios desafíos cuando procuran desarrollar productos de seguros para las economías en vías de desarrollo, indicó. Los productos deben ser a la medida de las economías en vías de desarrollo y no reflejar productos similares ofrecidos en las naciones desarrolladas. Y los precios de los productos no pueden ser tan elevados de manera tal que los productos sean inasequibles, pero no pueden ser tan bajos de manera tal que las aseguradoras no puedan obtener ganancias.

Asimismo, existe poca formación en los consumidores acerca de los beneficios del seguro, las redes de distribución escasean y las barreras en materia de regulación disuaden a las aseguradoras de ingresar a los mercados, comentó.

“Ninguna compañía ha podido romper el código y pienso que es porque lo hemos encarado mal», manifestó el Sr. Duperreault. “Para que cada uno de nosotros lo logre, todos debemos estar involucrados.”