En este momento de crisis política y económica, el mercado de seguros de Brasil permanece en tasas de crecimiento por encima de la inflación. En 2015, según las proyecciones de la Confederación Nacional de Empresas de Seguros (CNSeg) la industria debe avanzar en un 11% en comparación con el año 2014. Hasta septiembre de este año, la variación fue del 12,5% destacando el seguro de hogar, que creció un 18,6%.

El presidente de la organización, Jayme Garfinkel, destacó las contribuciones del sector a la sociedad y la economía. Según indicó, se les pagó 15.200 millones de reales (3.900 millones de dólares) en reclamaciones de seguros de automóviles. En el grupo de las carteras bajo el paraguas de la SUSEP, se abonaron 82.100 millones (21.000 millones de dólares). En medicina, hospital y gastos dentales se pagaron 89.800 millones (23.000 millones de dólares).

“La industria de seguros ocupa el quinto lugar en cuanto a la recaudación de impuestos, de acuerdo con el IRS. Creo que merecíamos una mirada más amorosa del gobierno”, bromeó Garfinkel, señalando que 11.100 millones (2.850 millones de dólares) se han pagado este año, lo que equivale al 60,8% de los ingresos netos del sector, según ha publicado el portal ‘segs.com.br’.

Para 2016, el crecimiento esperado es del 10,3% en comparación con 2015, algo menos que lo previsto para este año, debido a la crisis y a la caída en el empleo, así como al crecimiento de la inflación.

Fuente: UOL