Tras negar en reiteradas ocasiones que vendería sus operaciones en Latinoamérica, como lo ha estado haciendo su rival Santander  durante los pasados meses, el español BBVA anunció que está considerando vender sus unidades de pensiones privadas en Chile, Colombia, Perú y México.

En un informe enviado al regulador de valores de España CNMV, BBVA, el segundo mayor banco de España, justificó la acción diciendo que «a pesar del elevado atractivo de este negocio, su escasa relación con el negocio core del grupo, la banca universal, aconseja iniciar este proceso de revisión».

En conjunto, las distintas unidades -AFP Provida de Chile, la mayor administradora de fondos de pensiones privadas en Latinoamérica; Afore Bancomer de México; la colombiana BBVA Horizonte; y BBVA Horizonte en Perú- manejan 55.000mn de euros (US$69.300mn) en activos, atienden a 11mn de afiliados y el año pasado obtuvieron una ganancia neta de 233mn de euros.

BBVA podría obtener entre 3.000mn y 4.000mn de euros con la venta, indicó el periódico español Expansión, que cita una fuente con conocimiento de la situación. La estimación se basa en transacciones recientes realizadas en el sector.

En el resto de la industria de pensiones de la zona, el banco cuenta con una unidad boliviana que solo maneja contribuciones privadas, así como una filial ecuatoriana, pero los volúmenes de negocios de ambas compañías son marginales para el grupo.

Santander abandonó el negocio de pensiones obligatorias en Latinoamérica en el 2007, cuando vendió sus administradoras en Chile, Colombia, México y Uruguay a ING  por 1.100mn de euros.

A su vez, el grupo holandés vendió sus negocios regionales de pensiones, seguros de vida y administración de inversiones el año pasado al holding colombiano Grupo Sura por 2.680mn de euros, con lo que este último se convirtió en el principal participante del negocio de pensiones en Latinoamérica.

¿NO SE VENDE? SE VENDE

BBVA señaló que podría vender una parte o todas sus unidades de pensiones en los cuatro países. Lo más probable es que el proceso demore varios trimestres, indicó el comunicado.

Esta decisión no se relaciona con los requerimientos de capital que el grupo debe cumplir este año, dado que si se logra un acuerdo final, es poco probable que ocurra algo antes del 2013, indicó a BNamericas un vocero de BBVA.

A lo largo de los pasados seis meses, la entidad rival Santander vendió una participación del 7,8% en su filial chilena, Santander Chile por US$960mn, y un 98% de Santander Colombia por US$1.230mn a fin de aumentar sus índices de capital.

Después de estas transacciones, BBVA señaló varias veces que no estaba planeando vender sus operaciones en Latinoamérica para reunir capital.

Pero un decreto real emitido recientemente por el Gobierno español instó a aumentar las provisiones para pérdidas en relación con todos los préstamos para bienes raíces que mantuvieran los bancos locales, con lo que se complicaron las cosas para BBVA.

Este mes, la entidad estimó que debería provisionar 1.800mn de euros debido al decreto, y que esto afectaría sus ganancias en 1.300mn de euros después de impuestos en el 2012.

La cifra se suma a los 2.800mn de euros en provisiones nuevas brutas que el banco español anunció que había destinado en febrero, después de que el gobierno ordenara a los bancos que reconociera más pérdidas a la propiedad.