El incremento de precios en los vehículos 0km y usados está provocando un pronunciado desfasaje entre las sumas aseguradas originalmente pautadas y el valor actual de los siniestros.
El mayor problema está concentrado en las aseguradoras que cubren valores de reposición y que tendrán que asumir un mayor costo siniestral. Ese mayor costo siniestral, en teoría, podrían compensarlo parcialmente aplicando mayores tarifas de ahora en más. La ley 26.929 promulgada en diciembre, que modificó los impuestos internos, disparó el valor de los autos 0km y empujó también una suba en las unidades usadas. Según la Cámara de Comercio Automotor (CCA), estos gravámenes del 35% a los autos de más de 170 mil pesos y del 50% a los que superaran los 250 mil abarcaban a un 20% del mercado. Sin embargo, la fuerte devaluación de enero también impactó en los vehículos del segmento medio e incluso bajo. Alberto Príncipe, presidente de la CCA estimó que la letal combinación de suba de impuestos internos y devaluación, genera en los 0km incrementos del 50 al 70%.

La ley 26.929 promulgada en diciembre, que modificó los impuestos internos, disparó el valor de los autos 0km y empujó también una suba en las unidades usadas. Según la Cámara de Comercio Automotor (CCA), estos gravámenes del 35% a los autos de más de 170 mil pesos y del 50% a los que superaran los 250 mil abarcaban a un 20% del mercado. Sin embargo, la fuerte devaluación de enero también impactó en los vehículos del segmento medio e incluso bajo.

Alberto Príncipe, presidente de la CCA estimó que la letal combinación de suba de impuestos internos y devaluación, genera en los 0km incrementos del 50 al 70%.

AJUSTE AUTOMATICO

Según manifiestan voceros de las compañías, las cláusulas de ajuste automático que estaban aplicando no alcanzan a compensar el incremento de los vehículos, generando una situación de insuficiencia de las sumas aseguradas. En las últimas semanas, las compañías están invitando a sus asegurados (a través de los productores) a realizar un endoso de aumento de suma asegurada, ya que no pueden modificar los contratos en forma unilateral.

Para adaptarse a la inestable situación, las aseguradoras están utilizando distintos mecanismos:
Algunas compañías han hecho endosos diferenciados sobre las pólizas. En los vehículos con sumas aseguradas inferiores a $ 150.000, han hecho endosos por el 20%. En los que superan los $ 150.000, del 30%. Otras aseguradoras, juntamente con el ajuste de la suma asegurada aplican cláusulas de ajuste automático «que serán como mínimo del 30%».

Un tercer grupo de compañías anuncia aumentos, vía ajuste automático del 30 al 50%.

El seguro automotor tuvo varios años de crecimiento y mejora de los resultados operativos, pero la ecuación positiva comenzó a quebrarse por la elevada siniestralidad del último ejercicio anual del sector asegurador. Las aseguradoras registraron a junio último una producción anual del ramo automotor de 27.942 millones de pesos, con una siniestralidad de casi 66% y una pérdida técnica equivalente al 14,2% de las primas devengadas.