Se recibieron el doble de denuncias de conductores en estado de ebriedad o bajo los efectos de estupefacientes que fueron detectados en los controles de tránsito durante el fin de semana largo.

La Fiscalía de la Ciudad de Buenos Aires recibió el doble de denuncias de conductores en estado de ebriedad o bajo los efectos de estupefacientes que fueron detectados en los controles de tránsito durante el fin de semana y el feriado del 24 de marzo.
Durante el mismo feriado de 2014, los números habían sido considerablemente menores para las denuncias por conductores en estado de ebriedad, 32 denuncias.

Recordemos que según datos de la Fiscalía de la Ciudad en 2014 hubo 2482 personas que superaron el límite permitido de alcohol en sangre, casi 500 infracciones más que en 2013, lo que da el promedio de un conductor con alcohol o bajo efectos de estupefacientes cada tres horas y media.

El Fiscal General de la Ciudad, Martín Ocampo, explicó que los controles de tránsito contribuyen a que en un 99 por ciento de los casos no haya reincidencia. «Por orden de los fiscales se procede a la inmovilización de los rodados como medida cautelar para que la persona que se encuentre infringiendo la ley 3916 del Código de Tránsito y Transporte no pueda continuar manejando».

La Fiscalía de la Ciudad ha establecido reglas de conducta para que los fiscales trabajen con el mismo criterio cuando reciben denuncias relacionadas con el artículo 111 del Código Contravencional, que prohíbe conducir con más de de 0,5 gramos de alcohol en sangre para conductores particulares y con tolerancia cero para conductores profesionales: taxistas, colectiveros y camioneros, y también para principiantes. En conductores de motos es de 0,2 gramos de alcohol en sangre.

Las penas para los infractores van desde la retención del vehículo hasta el pago de multas, la realización de tareas comunitarias y la prohibición de manejar por un tiempo.

La línea telefónica de la Fiscalía porteña también recibió en forma minoritaria denuncias relacionadas con el uso indebido del espacio público, hostigamiento y la violación de clausura.