Las aseguradoras luchan por mantener su relevancia para los tomadores de pólizas ya que surgen nuevos riesgos para las empresas y las propias empresas se acostumbran a conservar los riesgos, indicó Michael McGavick, director ejecutivo (CEO) de XL Group P.L.C.

Sin embargo, al adaptar su enfoque, las aseguradoras estarán en condiciones de brindar servicios valiosos y la cobertura que las empresas necesitan a medida que se expanden en una economía mundial cambiante, manifestó el Sr. McGavick durante el Seminario de la Sociedad Internacional de Seguros de 2012 en Río de Janeiro.

Con la merma del 3,4% al 2,8% producida en la participación de las primas de seguros en el producto bruto interno mundial durante los últimos 10 años, “hemos perdido relevancia”, expresó el Sr. McGavick.

En las tres áreas más importantes de riesgos en evolución (tecnología, energía y cadena de suministro), las aseguradoras no les prestan a las empresas los servicios que necesitan, indicó.

“Si se considera el rol de seguros en la tecnología, prácticamente no estamos presentes», expresó el Sr. McGavick durante una sesión de panel. Si bien las aseguradoras sí ofrecen alguna cobertura de responsabilidad cibernética, no ofrecen cobertura de riesgos tales como la privacidad, la propiedad intelectual y el lucro cesante vinculado con problemas tecnológicos, comentó.

Para los riesgos de energía, el desastre de la plataforma Deepwater Horizon ocurrido en 2010 en el Golfo de México demostró cómo el seguro cayó en valor para las empresas energéticas debido a que el operador del pozo, BP P.L.C., no estaba, en gran medida, asegurado. Las aseguradoras no eran lo suficientemente grandes como para igualar el estado de situación patrimonial de BP y no ofrecieron los conocimientos suficientes respecto del riesgo para brindar asistencia en la gestión del riesgo, manifestó el Sr. McGavick.