Junison Security por primera vez incluye violencia política, huelgas, disturbio, guerra y guerra civil como factores en su Mapa de Terrorismo y Violencia Política.

Junison Security por primera vez incluye violencia política, huelgas, disturbio, guerra y guerra civil como factores en su Mapa de Terrorismo y Violencia Política expandido para 2011.

El mapa actualizado, que el broker con sede en Chicago dio a conocer la semana pasada, se realizó en base a su anterior Mapa de Amenazas Terroristas. El mapa, creado con la colaboración del consultor con sede en Londres Junison Security Risk Management P.L.C, muestra un mayor riesgo de violencia política en el Medio Oriente y el Norte de África, reflejando las revueltas populares denominadas como la «Primavera árabe».

En una declaración para anunciar el mapa, Aon afirmó que la posibilidad de un golpe de estado y rebeliones en África “reflejan un continente que presenta un riesgo considerable de violencia política”.

Los disturbios y las disputas laborales que surgieron como consecuencia de las medidas de austeridad adoptadas en Europa también afectaron el mapa, el cual se ha revisado desde el análisis del año pasado.

Pero, según Aon, el terrorismo continúa «asolando gravemente en zonas de conflicto establecidas como Irak, Afganistán, Pakistán y Somalia, así como partes de Nigeria y la región del Sahel”.

La compañía de brokerage señaló que la amenaza de actos ocasionales de terrorismo internacional sigue siendo significativa para la mayoría de los países occidentales.

Los eventos en Tailandia, el Medio Oriente y en otros lados “han puesto de relieve la necesidad de considerar una forma más amplia de cobertura”. “El cambio en la manera en que se marca el mapa no debería considerarse como una disminución de la incidencia o gravedad de las amenazas terroristas, sino como el hecho de que proporciona a los negocios una visión más inclusiva de algunos de los problemas de la gestión de riesgos que enfrentan a nivel mundial», el terrorismo continua siendo «una amenaza muy clara», pero las amenazas a la continuidad de los negocios también provienen de muchas formas de violencia política.